25 feb. 2009

Pamplona necesitaría 89,36 veces su espacio para conseguir un equilibrio ambiental


Pamplona, que se precia de ciudad verde, no es precisamente una ciudad sostenible (algo muy difícil en medias-grandes ciudades). Nos comemos los pocos recursos propios que la ciudad puede generar y tenemos que echar mano de recursos externos, lógico. Aunque no es consuelo, la ciudad peor parada del informe es Bilbao, quien necesitaría de 100 veces su espacio para conseguir el equilibrio ambiental.

Foto: Barrio de la Rotxapea, en primer plano los corrales del gas, donde en Sanfermines van llegando los morlacos que se lidiarán en los festejos).

Una ciudad como Pamplona necesitaría 89,36 veces su territorio para equilibrar el impacto de su huella ecológica, pero no es la única, porque todas las capitales españolas consumen más recursos medioambientales de los disponibles en sus territorios.

Pamplona no cuenta con recursos suficientes para cubrir su demanda y los residuos generados por lo que extienden su huella ecológica a otras zonas de la provincia e incluso fuera de los límites de su comunidad autónoma.

Según los datos que se desprenden del último análisis de la huella ecológica de los españoles publicado por el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM), un español necesita como media 6,4 hectáreas de territorio para satisfacer sus consumos y absorber sus residuos.

La huella ecológica de un país es la suma de todas las tierras agrícolas, de pastoreo, bosques y zonas de pesca requeridas para producir los alimentos y materiales que cada territorio consume, para absorber los desechos emitidos y para proporcionar espacio para su infraestructura.

Entre los indicadores que se tienen en cuenta para realizar esta valoración están la generación de residuos urbanos, el consumo de agua en los hogares, el de energía eléctrica por habitante estimado, la superficie de zonas verdes urbanas, la concentración de óxido de nitrógeno y otros contaminantes, el índice de actividad económica urbana, la tasa de paro o la densidad de población.

El cálculo de la huella ecológica incluye también el área de suelo perdida por la contaminación y otros procesos que vuelven los suelos ecológicamente improductivos

El número de productos no locales que se consumen, la preferencia por los productos empaquetados, la alimentación basada en productos cárnicos frente a los vegetales o el papel que no se recicla son algunos de los factores que hacen aumentar la huella ecológica de una sociedad y ponen en peligro la sostenibilidad.



Leer la noticia entera en diarioinformacion.com.

No hay comentarios: