7 de ene. de 2009

Alimentos y otros remedios para la circulación de la sangre y la artrosis

Para evitar la mala circulación, se recomienda lo siguiente:
- Acostarse sobre el lado izquierdo del cuerpo para dormir.
- Dormir con las piernas un poco elevadas (con ayuda de un cojín o pequeña almohada debajo de los pies).
- El calor no es aliado de la circulación, produce vasodilatación de los capilares, lo que puede provocar más hinchazón, pesadez, cansancio y dolor. Por ello no son convenientes las saunas o los baños calientes. Se recomienda ducharse con agua templada y acabar con un chorro de agua fría en las piernas.
- Masajearse los pies y las piernas siempre de abajo a arriba, del tobillo al muslo.
- Consumir alimentos ricos en potasio como hortalizas y verduras, frutas (plátanos).
- Tomar una copa de vino tinto al día en la comida principal,según estudios, resulta beneficioso para aumentar la circulación sanguínea.
- Hacer ejercicio como caminar nadar y montar bicicleta al menos media hora al día, mover las piernas mientras se está sentado. Otros ejercicios que se pueden hacer en casa y que son ieales para activar la circulación son:
- Encoger los dedos de los pies como si quisiera asir los objetos; luego dear los pies relajados. Repeti el ejercicio veinte veces.
- Acostarase boca arriba y luego levantar la piernas. Se mueven en círculo Repetir el ejercicio tres veces
- Evitar el uso de prendas apretadas menos para dormir.
- Emplear ropa cómoda. Evitar las fajas, las medias que no sean medicadas, los calcetines y cinturones apretados y la ropa interior muy justa.
- No consumir alimentos con alto contenido en grasas saturadas como los lácteos enteros, la nata, la mantequilla, los embutidos, el tocino, la repostaría industrial, ya que al aumentar los niveles de triglicéridos y colesterol incrementa la viscosidad de la sangre dificultando su circulación.
- No consumir exceso de sal o sodio (contenido en las sopas y otros alimentos enlatados) debido a la propiedad de retener agua lo cual está relacionado a problemas circulatorios.

==
Nutrientes aconsejados

- Fibra
Favorece el tránsito intestinal y una defecación sin esfuerzo. Esto hace que no aumente la presión abdominal y no se debiliten las paredes de las venas y de la pared del colon; hay menos riesgo de sufrir estreñimiento, varices y hemorroides.
¿Qué alimentos lo contienen?
Frutas desecadas (ciruelas pasas y similares), frutos secos, legumbres, verduras y hortalizas, fruta fresca y cereales integrales. Salvado de trigo o avena.
Tome 3 piezas de fruta, una ensalada y algo de verdura (como primer plato o como guarnición del segundo) cada día.

-Antioxidantes
Protegen frente a los radicales libres, sustancias causantes del envejecimiento y del deterioro de las paredes de arterias y venas. Favorecen el buen estado de los vasos sanguíneos, tienen acción antiinflamatoria y vasoconstrictora.
¿Qué alimentos lo contienen?
Vegetales en general. Los más ricos: aguacates, bayas (moras, fresas, frambuesas, arándanos), coles en general, zanahorias, cítricos, uvas, cebollas, espinacas y los tomates.
Elija alimentos integrales: el pan, la pasta, el arroz...

- Potasio
Favorece la eliminación de agua, lo que es beneficioso en caso de tener piernas hinchadas o retención de líquidos.
¿Qué alimentos lo contienen?
Frutas desecadas, frutos secos, germen de trigo, legumbres, hortalizas y verduras, frutas, cereales integrales, pescados y carnes.
Incluya en la dieta diaria una ración de frutos secos o desecados (cinco nueces o un puñado de otros frutos secos).

- Ácidos grasos poliinsaturados
Reducen el colesterol y los triglicéridos sanguíneos, lo que evita la arteriosclerosis. Hacen más fluida la sangre, disminuyen su viscosidad y actúan como antiagregantes, lo que reduce el riesgo de que se formen trombos o coágulos.
¿Qué alimentos lo contienen?
Aceites de semillas (girasol, maíz, soja), margarinas vegetales, frutos secos (en especial, nueces y almendras), pescados azules y aceite de hígado de bacalao.
Combine en la dieta el aceite de oliva y semillas.
Incluya habitualmente una ración de frutos secos (un puñado son 20-30 g).
Tome pescado azul al menos 2 veces a la semana.

- Agua Facilita la eliminación de toxinas y la depuración de la sangre, hace que la sangre esté más fluida. Sin la cantidad adecuada de agua la velocidad de la sangre disminuye.
¿Qué alimentos lo contienen?
Agua, zumos, licuados, caldos, sopas, infusiones... Plantas con mayor poder diurético: diente de león, té..., con el consejo de un profesional.
Tome entre 6 y 8 vasos de agua (también pueden ser zumos o similares) cada día.

Nutrientes desaconsejados

- Sodio El exceso de sodio (componente de la sal) retiene líquidos lo que obliga al corazón, al hígado y a los riñones a trabajar por encima de sus posibilidades. Este exceso se relaciona con trastornos circulatorios y de retención de líquidos, y empeora la hinchazón en las piernas.
¿Qué alimentos lo contienen?
Sal y alimentos salados: conservas de todo tipo, patatas fritas y similares, sopas de sobre, salsas, aceitunas, encurtidos, panes, bollería, galletas, embutidos, quesos curados, carnes y pescados salados o ahumados, precocinados.

- Grasas saturadas
El exceso de grasa saturada tiende a aumentar los niveles de triglicéridos y colesterol plasmáticos, lo que favorece la arteriosclerosis, y aumenta la viscosidad de la sangre, y esto puede provocar trombosis.
¿Qué alimentos lo contienen?
Mantequilla, nata, embutidos, tocino, repostería industrial, precocinados.

Además hay alimentos que por su composición favorecen la dilatación de las venas, lo que empeora las hemorroides y las varices, o dificultan el trabajo de depuración de la sangre que hace el hígado, y esto no ayuda a mejorar la celulitis: comidas picantes o muy especiadas, bebidas alcohólicas, chocolate, café y dulces.


Alimentos clave para mejorar circulación
Hay alimentos y plantas que tienen la propiedad de mejorar la circulación sanguínea y, a partir de los mismos, se puede preparar una bebida antioxidante.
Arándano o mirtilo
Vid roja
Moras
Pomelo
Cáscara de naranja
Limón
Fresas y frambuesas
Aguacate
Espino albar
Cola de caballo
Romero
Extracto de rosa canina
Sanguinaria
Castaño de indias
Todos ellos tienen en común su potencial antioxidante y su protección frente a enfermedades cardiovasculares, fortaleciendo las paredes de arterias y venas y activando, por tanto, la circulación de la sangre, que se traduce en una mejora de la calidad de vida. Con todos estos alimentos y plantas se pueden realizar diferentes combinaciones para preparar bebidas de sabores muy variados, evitando así caer en la monotonía de tomar un solo producto.

Preparados refrescantes para el verano

Se pueden probar sabores diferentes con bebidas de muy diversos tipos para cubrir los gustos de todas las personas. Así pues, diferentes combinaciones de alimentos pueden dar lugar a zumos, batidos, licuados, infusiones frías o incluso granizados en sustitución de los preparados comerciales. Cualquiera de estas bebidas es ideal para el verano. Aquí se presentan algunos ejemplos:
Arándanos, zumo concentrado de naranja y cáscara de naranja rallada -la cáscara contiene vitamina PP o niacina (B3) que actúa como vasodilatador-
Zumo de pomelo
Zumo de uva negra
Batido de fresas y leche
Batido de aguacate y zumo de limón
Granizado de limón
Zumo de ciruelas, piña y grosellas
Zumo de naranja, frambuesa y acerola
Infusión de plantas (espino albar, raíz de bardana, muérdago, cola de caballo, melisa, sanguinaria y romero) con zumo concentrado de arándanos.
Infusión de espino albar, alcachofera, hipérico y hojas de olivo.
Esta serie de preparaciones caseras se pueden tomar en cualquier momento del día, si bien el desayuno es el más recomendado, ya que activa la circulación del cerebro y de todas las extremidades del cuerpo para el resto del día. Si se decide tomar estos preparados habrá que tener presente que esta combinación de alimentos no va a curar por completo el problema, sino que contribuye a aliviar los síntomas y las molestias.

Fuente: consumer.es
==
Remedios populares

Remedio popular 1: Tomarse diariamente un vasito de agua donde se haya revuelto una pizca de pimienta de Cayena molida.

Remedio popular 2: Un remedio que conocían las abuelas para mejorar la circulación sanguínea en los pies consiste en introducirlos, preferiblemente de noche, en un recipiente con agua caliente donde se haya disuelto pimienta roja.

Remedio popular 3: En los países orientales existe un remedio tradicional en el cual se deben realizar baños con jengibre en los pies. Para elaborar este baño se debe mezclar un cuarto de raíz de jengibre molida en dos litros de agua muy caliente y luego se debe introducir los pies en el agua.

Remedio popular 4: Tomar infusión de ginkgo biloba: es un excelente remedio que dilata los vasos sanguíneos y aumenta la circulación, haciendo elásticas las paredes arteriales.

Remedio popular 5: Realizar un baño de pies para estimular la circulación con 1 galón de agua al vapor y 1 / 2 taza de menta fresca. Vierta el agua caliente en un recipiente resistentes al calor y lo suficientemente grande como para dar cabida a ambos pies. Añadir la taza de menta fresca y permitir que ésta se mezcle con el agua durante por unos minutos, removiendo de vez en cuando. Cuando el agua sea cómoda al tacto, sumergir los pies. Dejar en remojo durante quince a veinte minutos. Seque los pies cuando haya terminado, asegurándose de que se seque entre los dedos de los pies. Lleve calcetines para mantener los pies calientes.

Remedio popular 6: Preparar un baño con 15 gramos de hojas de castaño de indias secos, 2 cucharaditas de hojas de tomillo secas, 2 cucharaditas de hojas de ortiga frescas y 2 tazas de agua. Mezclar los ingredientes y verter el agua caliente. Después dejar refrescar por 20 minutos. Verter en el baño mezclándolo con cuatro litros de agua.

Remedio popular 7: Mezclar una cucharada de romero y una cucharada de ruda en medio litro de agua y dejar hervir por 10 minutos. Luego, dejar refrescar por cinco minutos y bañar los pies con esta preparación preferiblemente por la mañana o antes de acostarse.

Fuente: remediospopulares.com

==
==
ARTROSIS
La artrosis es un trastorno crónico de las articulaciones que destruye el cartílago que recubre los huesos causando dolor y rigidez.
Esta enfermedad desgasta progresivamente el cartílago haciéndolo más delgado y con grietas en su superficie, impidiendo que la articulación se mueva con facilidad.

Artrosis y Alimentación
La experiencia clínica ha demostrado ahora ampliamente que los factores físicos que predisponen a algunas personas a la artrosis, sólo se pueden contrarrestar con éxito mediante una dieta que pone todo su énfasis en los alimentos alcalinizadores.

Alimentos Acidificantes
La formación de ácido en el cuerpo puede hacerse excesiva por el consumo de una gran proporción de proteínas concentradas en la dieta. Estas proteínas acidificantes están contenidas en alimentos como carnes, pescados, huevo, queso, legumbres y guisantes y frutos secos.
No deben tomarse nunca en grandes cantidades de una sola vez, y con poca frecuencia tomarlos más de una vez en un sólo día.
Las personas que sufren de artrosis deben hacer la parte principal de su dieta diaria a base de frutas y verduras en una u otra forma, aunque algunas modificaciones ocasionales no hacen daño.


Alimentos Neutralizadores y Alcalinizadores
Aunque parezca extraño, las llamadas frutas 'ácidas' que incluyen al limón y al pomelo, tienen un efecto neutralizador de los ácidos corporales. Además, ayudan a la eliminación o dispersión de los minerales que han formado depósitos en el cartílago de las articulaciones. La mayoría de las frutas frescas, verduras y frutos secos, producen una reacción alcalina. Las espinacas por ejemplo aunque tienen un alto contenido en ácido oxálico, son ricas en hierro.

Frutas 'ácidas' de todos los tipos, frutos secos, incluyendo dátiles son siempre buenos. Vegetales como apio, berro, perejil, rabanitos, tomates, lechuga, col y zanahorias, preferiblemente crudos y en pequeñas cantidades.
Los guisantes, repollitos de Bruselas y brócoli cocidos, son buenos todos si se van tomando en forma rotativa.

Para quienes padecen artrosis, es esencial una ensalada diaria de hojas verdes, pero quienes no están habituados a comer alimentos crudos, deben comenzar de a poquito. Todas los alimentos crudos deben masticarse mucho, lo que puede ser un problema para quien tenga dificultades en los dientes.

Los que poseen una licuadora tienen a mano una valiosa herramienta para producir buenos alimentos alcalinizadores con casi todas las frutas y verduras, o una mezcla de frutas o de verduras, pero no ambas cosas juntas. Las frutas o verduras se cortan en pequeñas rodajas y se licúan añadiéndoles agua, y el zumo resultante contendrá todos los minerales y vitaminas junto con la fibra filtrada.
Sin embargo, estos licuados son algo fuertes y sólo se debe empezar con unas cuantas cucharaditas al día, tomadas por la mañana o la noche, que gradualmente se irán aumentando hasta llegar a un vaso.
Pero, como forma general, el alimento debe comerse no beberse. Las bebidas son útiles en los casos de enfermedad. Los que no están acostumbrados a digerir alimentos verdes crudos, superarán de este modo el problema, lo mismo que los que tengan digestiones débiles o dificultades para masticar.

Alimentos que Tienden a ser Acidificantes
Todas las carnes, pescados y quesos (salvo el requesón). Se deben reducir a un mínimo. El objetivo es tomar cualquiera de estos alimentos solo una vez al día y evitar las raciones abundantes.

Huevos y productos de los huevos. A la semana sólo se debe tomar el equivalente a 3 huevos. Los huevos se asimilan más fácilmente cuando se mezclan con leche como en los huevos revueltos.

Legumbres secas, incluyendo lentejas, guisantes y frutos secos. Pueden alternarse con las carnes, quesos y huevos para obtener proteínas, y no deben utilizarse en grandes cantidades.
Todos los productos del azúcar y la harina blanca. Sólo se pueden utilizar ocasionalmente y escasamente.

Bebidas alcohólicas, NO se deben consumir diariamente y nunca en grandes cantidades.
Alimentos fritos. NO se deben comer nunca.

Te y café fuertes. Son acidificantes y probablemente aumentarán los síntomas de la artrosis.
Otras sustancias nocivas como la sal (salvo la sal marina con moderación), el adobo y la mayoría de las salsas.

Fuente: zonadiet.com

==
Artrosis

Alimentos adecuados para los artríticos
Una alimentación adecuada es imprescindible para mantener los huesos y las articulaciones en buen estado. Una alimentación rica en alimentos vegetales naturales, una dieta baja en grasas saturadas combinada con un ejercicio moderado y adecuado a cada edad puede ayudar a minimizar los efectos de este trastorno.
Hay que tener en cuenta que, además de las vitaminas antioxidantes A, C, E, esta dieta, correctamente llevada, puede ayudar a reducir el peso, que es una de las causas principales de la aparición de enfermedades artríticas en articulaciones como las rodillas y la cadera. (Ver información sobre los alimentos más adecuados para perder peso).
Entre los alimentos más importantes tenemos:
Alimentos aconsejados
- Pescado azul. La riqueza enácidos grasos omega 3 que contiene el pescado azul (sardina, caballa, atún, caballa, el arenque, etc.) ayuda a reducir la inflamación de las enfermedades de las articulaciones. Particularmente es muy eficaz en la artritis reumatoide pero es útil para todo tipo de artritis y sus consecuencias, como la artrosis.
- Aceites vegetales ricos en omega 3: Entre ellos, el aceite de linaza. (533 mg por cada 100 g) seguido del de canola (111 mg ) o el de nuez (104 mg) Otros aceites vegetales que lo contienen son el aceite de soja o el aceite de germen de trigo o el aceite de avellana.
- Verduras y hortalizas: Todas las verduras y hortalizas de hojas verdes son muy convenientes. Todas ellas contienen vitamina C, con propiedades antioxidantes que neutralizan el daño que los radicales libres ejercen sobre las articulaciones. Contienen también calcio y ácido fólico. Es mejor no cocinarlas demasiado para que no pierdan estos componentes. Alimentos convenientes son, por ejemplo, las coles, coles de Bruselas, las lechugas, el bróculi, las acelgas, el apio, los espárragos, pepinos, perejil, etc. Otras hortalizas, como las zanahorias, por su riqueza en betacarotenos, son muy convenientes en la dieta de los artríticos. Una buena manera de combinar estos alimentos es realizar zumos con una tritura mezclando varios de ellos y bebiendo un par de vasos cada día. El grupo de las cucurbitáceas contiene una serie de hortalizas con propiedades diuréticas y laxantes. Ricas en potasio y en vitamina A, poseen propiedades desintoxicantes y diuréticas. Dentro de este grupo hemos de considerar las calabazas, los calabacines, o los chayotes.
- Frutas, frutos secos y semillas: Además de las verduras y hortalizas, una dieta variedad con abundantes frutas es muy conveniente en la dieta de los artríticos. Alimentos muy convenientes son las manzanas, los plátanos, los melones, las sandías, las fresas, los arándanos, las frambuesas, las grosellas, los aguacates, o las cerezas.
Igualmente convenientes para la salud de las articulaciones son los frutos secos, por su riqueza en vitaminas, especialmente la vitamina E, selenio y calcio.
Entre las semillas, las más recomendables son las de lino y las de sésamo por su riqueza en ácidos grasos omega-3
- Cereales integrales : El uso de cereales no refinados y sus derivados es también muy adecuado para los enfermos de artritis. Aportan minerales, especialmente selenio, y vitaminas. Su riqueza en fibra permite evitar el estreñimiento, al mismo tiempo que ayuda a eliminar las impurezas del organismo. Contienen además muchos hidratos de carbono que suministran mucha energía durante mucho tiempo lo que permite saciar el organismo sin tener que recurrir a la ingestión de grasas u otro tipo de azúcares menos convenientes. El uso de cereales, especialmente combinados con las frutas, contribuye a evitar la obesidad, un factor determinante en la aparición de artrosis en las articulaciones que sostienen el organismo.
- Leche de soja: Constituye una alternativa a la leche de vaca, especialmente en aquellos enfermos de artritis reumatoide que presentan intolerancia a esta última. Además de esta leche hay que mencionar como útiles sus derivados (tofu, yogur de soja, carne vegetal, etc.)


Alimentos desaconsejados
En general, se ha comprobado que la adopción de una dieta vegetariana ayuda a mejorar los síntomas y el estado de las enfermedades artríticas. La adopción de este tipo de dieta podría ser una solución adecuada para aquella personas que no ven demasiados progresos en el avance de su enfermedad. Si recurrir a tal tipo de dieta, podemos mencionar una serie de alimentos que deberían tomarse con prudencia por aquellas personas que sufren algún tipo de artritis.
Se consideran como alimentos " malos "en la dieta de los artríticos los siguientes:
- Las grasas saturadas: Son aquellas que proceden principalmente de fuentes animales, especialmente las carnes no magras, la leche entera y sus derivados ( carnes grasas, panceta, embutidos, salchichas, mantequilla, quesos grasos, etc.).
- Alimentos que podrían ocasionar ataques de artritis reumatoide: Ciertos alimentos pueden producir un empeoramiento de la artritis reumatoide. Estas reacciones responden a reacciones individuales no aplicables a todos los enfermos. No obstante es importante conocerlas para descartar los alimentos que las producen. La mejor manera de conocer estas incompatibilidades es comenzar una dieta para la supervisión del médico o dietista para que pueda analizar que alimentos no se deberían comer. No obstante si se piensa que algún alimento podría producirlo se pueden realizar pruebas personales descartándolo durante algunos días para ver los resultados y comunicarlos al médico para que haga las pruebas de alergia (Normalmente se produce un empeoramiento inicial que suele durar 4 ó 5 días, y que es síntoma de que el cuerpo se había acostumbrado al alimento que le resultaba tóxico, pero luego se pasa a una posterior mejoría. Si los síntomas siguen igual , generalmente no se es alérgico al alimento en cuestión). Entre los alimentos que suelen producir estas reacciones tenemos el trigo, el maíz, los pimientos, los tomates, las berenjenas, las patatas y los productos lácteos.
- Alimentos ricos en oxalatos: losoxalatos, además de impedir la absorción del calcio, se depositan en las articulaciones en forma de cristales produciendo daños en las mismas. Alimentos ricos en oxalatos con los cuales los artríticos deberían ser prudentes son: el ruibarbo, las espinacas o la remolacha.
- Alimentos ricos en purinas: Estas se transforman en ácido úrico en el organismo. Son alimentos vegetales ricos en purinas: habas, coliflores, espinacas, lentejas, espárragos, guisantes y champiñones.
- Alimentos ricos en proteínas: Legumbres: El exceso de proteínas produce ácido úrico que se acumula en las articulaciones y agrava estas enfermedades. Por este motivo se desaconseja el consumo de legumbres en general o se impone un consumo muy moderado.
- Son buenos los cítricos ?: Por su contenido en vitamina C los cítricos (naranjas, manzanas, pomelos, limones, etc.) muchos especialistas los consideran como alimentos adecuados para las enfermedades de los artríticos. Sin embargo otros piensan que estos alimentos contribuyen a aumentar la inflamación de las articulaciones y no se deberían ingerir en estas circunstancias. Dieta de zumos para los trastornos articulatorios Se ha comprobado como las dietas de zumos ayudan a mejorar las condiciones de las personas con enfermedades en las articulaciones. En este tipo de dietas se trata de tomar exclusivamente zumos vegetales tres días a la semana. En la primera semana se hace un solo día, en la segunda dos días consecutivos y en la tercera tres días consecutivos. Entre las mejores plantas para realizar este tipo de dieta se encuentra la zanahoria, el apio y la col. No obstante se recomienda, consultar con el médico antes de iniciar este tipo de dietas tan estrictas.

Fuente: http://www.botanical-online.com/medicinalsartrosisalimentos.htm


La funcion principal de los suplementos en la artrosis es ayudar a mejorar el tratamiento convencional. Por otra parte, se piensa que el uso de estos principios podría ayudar a suplir algunas carencias de vitaminas y minerales que presentan muchos análisis realizados en personas con artritis.


Entre los principales suplementos tenemos:
Vitamina C: Por sus propiedades antioxidantes, la vitamina C ayuda a reducir la acción negativa de los radicales libres sobre el cartílago de las articulaciones al mismo tiempo que incentiva la producción de colágeno, la proteína principal de los huesos y cartílagos. La dosis habitual se situa en 500 a 1000 mg al día.

Vitamina E: Al igual que la vitamina C, es un potente antioxidante, capaz de neutralizar el desgaste articular que producen los radicales libres. Tomar suplementos de esta vitamina es una buena manera de impedir el avance de muchas enfermedades degenerativas, especialmente en personas mayores de 60 años. La dosis habitual suele ser de 400 o 500 UI diarias.

Ácido fólico: Los suplementos de ácido fólico pueden ayudar a reponer las deficiencias de este componente en personas que toman medicamentos para reducir el dolor de la artrosis. ( Véase el estudio de este componente para ver dosificación y posible toxicidad).

Sulfato de glucosamina: La glucosamina se encuentra de forma natural en el cartílago y contribuye a su formación. Se ha comprobado que la administración de este suplemento, si bien no cura el trastorno, ayuda a disminuir el dolor y retrasa la degradación de la articulación afectada. La dosis habitual es de 1500 mg diarios repartidos en 3 tomas durante las tres comidas principales para que no produzca problemas intestinales. Puede producir aumento de los niveles de azúcar en las personas con diabetes.

Crema de cayena: La cayena se elabora a partir de pimientos picantes. Contiene un componente llamado capsaicina con propiedades analgésicas. La aplicación externa de esta crema, en combinación con alguno de los complementos superiores, puede ayudar a mitigar el dolor. Se debe aplicar productos elaborados con capsaicina normalizada entre el 0,025 % y 0,075 %. Esta crema es muy fuerte y puede producir reacciones en la piel las primeras veces que se usa. Limpiar bien las manos despues de usar y evitar el contacto con los ojos o las mucosas.

Pepino de mar (Bèche-de-mer): Reduce el dolor y disminuye la torpeza de las articulaciones. La dosis habitual es de 1000 mg diarios.

SAM-e (S-adenosil-metionina): Con propiedades antiinflamatorias y regeneradoras. La dosis habitual es de 800 mg en dos tomas durante 15 dias y, posteriormente, 400 mg en dos tomas diarias.

Omega 3 : Se ha comprobado que el ácido linolénico tiene propiedades antiinflamatorias en enfermedades de las articulaciones. Por ello los alimentos, o, especialmente los suplementos, pueden ser muy adecuados para rebajar la inflamación y aliviar el dolor en enfermedades como la artritis reumatoide. La utilización de complementos que contienen ácido linolénico puede constituir una alternanativa natural al tratamiento convencional de la artritis . Parece ser que este componente reduce los niveles de prostaglandinas que son las responsables de muchos procesos inflamatorios.

Aceite de onagra: Estudios realizados en Estados Unidos aplicaron dosis de 2,5 g de AGL al día durante un periodo de 6 meses. En este estudio se demostró que los pacientes presentaban menos dolor y que las articulaciones se encontraban menos inflamadas. (Las dosis habituales que se suelen tomar en en este caso son de unos 350 mg diarios de AGL, repartidos en dos o tres tomas con los alimentos).

Fuente: http://www.botanical-online.com/medicinalsartrosissuplementos.htm

==
Vía verde contra artritis, artrosis y otros dolores reumáticos

Alimentos SI
Por sus propiedades antioxidantes y riqueza en fibra que desintoxica: verduras y frutas frescas, cereales integrales y legumbres
Por sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias o desintoxicantes: jengibre, nueces, pescado azul, linaza, piña, apio, cerezas, perejil, fresas, manzanas, agua.

Alimentos NO
Por sus efectos tóxicos: té, café, alcohol, refrescos de cola, alimentos ricos en purinas (carne en general), azúcar refinado, chocolate, solanáceas (tomates, pimientos, patatas blancas, berenjenas), productos lácteos (a no ser que sean desnatados, ya que si no son ricos en ácido araquinódico de efecto inflamatorio), grasas hidrogenadas (margarina), cítricos.

Plantas analgésicas generales
Entre ellas destacan la ulmaria y el sauce. Ambas presentan en su composición salicilato de metilo por lo que constituyen una fuente natural de ácido salícico, del cual es sobradamente conocida su acción analgésica, antipirética y antiinflamatoria.
Por otro lado, el pao d'arco, planta poco conocida en Europa, se caracterizada también por sus propiedades analgésicas, antibióticas y antiinflamatorias que le confiere el lapachol, su principio activo más importante.
Las tres son de uso frecuente en procesos que cursan con dolor, fiebre y/o inflamación y para dolores reumáticos en general.

Harpago y ácidos grasos esenciales, los antiinflamatorios más eficaces
En la lucha contra el dolor que genera cualquier proceso reumático juega un papel fundamental la elección de los antiinflamatorios más eficaces. Actualmente, la terapéutica natural, avalada por estudios científicos, se centra en la combinación de plantas y suplementos de ácidos grasos esenciales como la mejor forma para combatir la inflamación en las artritis.
Así, el tratamiento fitoterapéutico utiliza plantas cuyos principios activos sean derivados salicílicos como el sauce y la ulmaria, de las que ya hemos hablado anteriormente; azulenos, de acción antiinflamatoria leve como la aquilea y la manzanilla; y los irinoides, como la escrofularia y el harpago. De entre todas, esta última merece especial atención ya que actualmente es la que presenta mayor interés debido a su potente acción inflamatoria y su excelente tolerancia sin ningún efecto secundario. De ella, además de ser la planta antiinflamatoria más eficaz conocida, se aprovechan también sus propiedades diuréticas y una cierta actividad analgésica.
El plan de ataque a los procesos inflamatorios se completa con suplementos de ácidos grasos poliinsaturados de la serie omega 3 y 6. Ricos en omega 3 son los suplementos de aceites de pescado, que permiten la síntesis de la prostaglandina E1, antiinflamatoria, y equilibra la E2, mediadora de la inflamación. Ricas en omega 6 son las plantas onagra y borraja. Sus ácidos grasos se emplean en la síntesis de prostaglandinas de la serie 1, que actúan en el sistema antiinflamatorio inhibiendo la síntesis de sustancias proinflamatorias.
Otras plantas antiinflamatorias de probada eficacia son: casis o grosellero negro, fresno, zahareña o rabo de gato, zarzaparrilla y yuca.

Mantener el cartílago en las mejores condiciones
Las enfermedades reumáticas degenerativas, como en el caso de la artrosis, se caracterizan por que afectan principalmente al cartílago hialiano y al hueso subcondral. En estos casos, el objetivo es procurar mantener el cartílago en las mejores condiciones. La crisis aguda se resuelve mediante la utilización de antiinflamatorios, mientras que en el tratamiento de fondo (de mantenimiento) juegan un papel fundamental los antioxidantes, las plantas remineralizantes y algunos suplementos dietéticos capaces de parar o enlentecer el proceso degenerativo.
En la lucha contra la hiperproducción de radicales libres que se producen como consecuencia de la destrucción del cartílago, se utiliza el ginkgo biloba por su potente acción antioxidante -actúa como secuestrador de los radicales libres- y su acción beneficiosa en la vascularización. También son recomendables los suplementos ricos en vitaminas A, C y E, y en cinc y selenio, los antioxidantes por excelencia.
En otro aspecto, es fundamental el empleo de plantas remineralizantes especialmente ricas en silicio (cola de caballo, fenogreco, ortiga y bambú) o suplementos ricos en este mineral, ya que este elemento se encuentra en altas concentraciones en el tejido conjuntivo y tiene un efecto estimulante en su desarrollo.

Suplementos dietéticos de acción natural comprobada
Krill: es uno de los últimos descubrimientos en la lucha contra los problemas articulares. Bajo esta denominación se agrupan unas 70 especies de crustáceos que habitan en la zona Antártica y que contienen una interesante gama de componentes de gran valor biológico y nutricional, y un alto contenido en ácidos grasos omega 3, además de una gran variedad de minerales, oligoelementos y vitaminas A, D, E y complejo B. Se suele asociar al cartílago de tiburón y al extracto de molusco verde (Perna canaliculus) para potenciar sus efectos.
Cartílago de tiburón: es un eficaz antiinflamatorio utilizado para mejorar los procesos articulares y un potente inmunoestimulante. Además, contribuye a aumentar la viscosidad del líquido sinovial, mejorando así la agilidad y la flexibilidad de las articulaciones.
Glucosamina: es una precursora de los proteoglicanos, sustancia fundamental del cartílago articular. La mayoría de suplementos dietéticos destinados a combatir los trastornos articulares se centran en la riqueza en glucosamina de sus ingredientes (el extracto de molusco verde, el krill y el cartílago de tiburón son ricos en glucosamina)
Hidrolizado de colágeno (o de gelatina): tiene la función de facilitar y mejorar la función del colágeno, componente principal del cartílago. El colágeno es una proteína que rodea algunos órganos o parte de ellos con la finalidad de protegerlos y mantener la elasticidad y la estructura del tejido. Es indispensable en todos los casos en que sea necesario contribuir al mantenimiento de los tejidos cartilaginosos o estimular su formación. Estudios clínicos demuestran que la administración diaria de este hidrolizado a las dosis recomendadas y durante dos meses mejora las alteraciones de los pacientes con artrosis en fase inicial y la motricidad en personas con artrosis crónica.
Extracto de molusco verde Perna canaliculus: es un compuesto habitual de los preparados naturales antirreumáticos y articulares, también rico en glucosaminas. Con una acción muy beneficiosa en los procesos de tipo inflamatorio de las articulaciones, artritis, reumatismos, o en los procesos degenerativos como la artrosis, no sólo ayuda a calmar el dolor si no que también actúa en la regeneración de los cartílagos dañados, retrasando o reteniendo la evolución de la enfermedad.

Para integrar en tu dieta
"Gelartrina" con gelatina hidrolizada, carbonato de magnesio, óxido de silicio y vitaminas (ácido pantoténico, B6, tiamina y riboflavina).
"Artimol" con extracto de molusco verde de Nueva Zelanda (Perna canaliculus), dolomita (carbonato doble de calcio y magnesio) e hidrolizado de colágeno.
"ArtroKrill" con krill en polvo, cartílago de tiburón, Perna canaliculus y gelatina.
"Mixtract Arum 12" con harpagofito, ulmaria, pao d'arco, sauce y enebro.
"Mixplant Art 21" con extracto de ulmaria y extracto de sauce
"Sanaflor Arum12 y Art 21" el primero con bardana, zarzaparrilla, enebro, lavanda y culantrillo. El segundo con harpago, tila, fresno, menta y abedul.
"DHA+EPA" perlas de aceites de pescados (ácidos grasos esenciales Omega 3, DHA y EPA)

Gota, la dieta es fundamental
La gota es una artritis aguda por depósito de cristales en las articulaciones. El dolor y la hinchazón aparecen cuando el ácido úrico, un producto de deshecho de las purinas que se encuentra en los alimentos proteínicos, se acumula en el organismo en forma de cristales en las articulaciones, los riñones y otros tejidos. Aunque existe una fuerte propensión hereditaria a la gota, ésta puede controlarse bien si se adoptan unos buenos hábitos alimentarios.
En este sentido, es muy importante eliminar de la dieta todos los alimentos ricos en purinas que estimulan la producción de ácido úrico. Tienen un elevado porcentaje las vísceras animales (hígado, riñones...), la pesca salada (sardinas, anchoas, arenque, cangrejo, marisco...), los champiñones, la caza, el caldo de carne y la levadura. No es recomendable la carne en general y, de entre los vegetales, sólo conviene prescindir de los espárragos, la coliflor, las espinacas, los guisantes y las legumbres secas (judías secas).
Por otro lado, se ha de evitar el café y el té, y en especial el alcohol, que estimula la producción de ácido úrico.
Además de estas medidas dietéticas, es necesario el empleo de plantas uricosúricas (favorecen la eliminación de ácido úrico y desechos nitrogenados del organismo). Con esta acción destacan la lespedeza, el té de Java, y otras como la gayuba y la vara de Canadá. De todas ellas se aprovechan también sus propiedades diuréticas.
Como curiosidad, el consumo de cerezas (un mínimo de entre 15 y 25 al día), es uno de los tratamientos más antiguos utilizados para aliviar la gota ya que contribuye a eliminación del ácido úrico y son ricas en quercitina, un flavonoide antiinflamatorio y antioxidante.
Las crisis de dolor se tratan con antiinflamatorios.

Cremas eficaces
Las cremas y geles se utilizan para aliviar dolores articulares localizados. Por su acción antiinflamatoria y calmante éstos son los ingredientes que has de buscar en las etiquetas: pimienta de Cayena (capsicina), romero, lavanda, árnica y manzanilla (azulenos), aquilea, harpago, glucosamina, factor proteico marino, vitamina PP y alcánfor con esencias de clavo, menta, canela y cajeput ("Bálsamo Verde").

Fuente: http://www.revistadieteticaysalud.com/articulos/salud/reumavia.htm

7 comentarios:

Guilloum08 dijo...

Me ha resuelto muchas dudas el haber leído La mazarcuta, contiene mucha información que desconocía sobre circulación y artrosis. Es por tanto de una gran ayuda para todo aquel interesado en estos temas. Gracias:
Guilloum (México)

Anónimo dijo...

Muy buen articulo sobre todo las recomendaciones que da en los remedios procos artículos tan útiles como este.
Muchas gracais

Liliana Angulo M. dijo...

Estoy muy agradecida por que lei sobre la artrosis y la artritis ya que me sirve demaciado pues tengo artrosis y voy a seguir los consejos`son una gran ayuda les agradezco por compartir con nosotros estos temas que son de mucho interes.

Ma. de Jesús dijo...

Me interesa saber donde comprar los productos que contienen Harpago y Perna Canalículus pues padezco artrosis pero no he encontrado donde comprarlo en México. Agradeceré si me informan. Gracias
Cachita (México)

Anónimo dijo...

ANONIMO muchas gracias por estas recomendaciones para la artrosis, desde hace 3 años presento estas molestias y la medicina tradicional me ha complicado los dolores.
me interesa conocer mas sobre los jugos concentrados de verduras muchas gracias.
Bogotà Colombia

Anónimo dijo...

me interesa mucho que me informaran donde puedo conseguir oligoelementos, hace tres anos estaba en tratamiento y me curo, pero ahora estoy de nuevo postrada en una cama. Yo padezco artrosis, regrese con mi anterior doctor y ya no tiene este tratamiento ya que el Sr. que traia este medicamente murio y yo no tengo la oportunidad de seguir con mi tratamiento. Me pueden informar donde puedo conseguir oligoelementos soy de mexico d.f.
Gracias.

Norma.

Ignacio Zaragoza dijo...

Debes buscar la webs www.piramicasa.com
Psra que conoscas los maravillosos beneficios que produce una piramicama, en estos problemas, alli veras videos testimonios que que te abriran las puertas a un conocimiento, que te ayudara a curarte de tu problema y de muchas otras enfermedades que nos invalidan y que con el uso de la energia piramidal tienen cura, te habla quien padecia de sacrolumbagias que me invalidavan hasta por tres meses y hoy gracias a esta terapia, que es de uso en todos los hospitales en Cuba, como terapia alternativa, y esta aprovada por el Consejo Cientifico de Cuba.mi correo
igmzam9@yahoo.com