25 ene. 2009

Hay excomunión para quien robe libros de la biblioteca. Salamanca pone en internet su biblioteca


Hubo un tiempo en que las bibliotecas eran el reducto de la cultura, y a los libros que en ellas se depositaban se les otorgaban la importancia que se le debe al saber. Hasta tal punto, que a quien robara un ejemplar se le podía aplicar la excomunión, tal y como muestra esta Cédula de Excomunión que me han enviado expuesta en la Biblioteca Antigua de la Universidad de Salamanca, conocida coloquialmente como la Salmantina.

Su origen lo encontramos en la Edad Media, cuando el robo de libros de las bibliotecas eclesiásticas llegó a ser tan frecuente que los monjes franciscanos no tuvieron más remedio que solicitar al Sumo Pontífice que tomara medidas. Y las tomó. Pío V en 1568 formuló un decreto fechado el 14 de noviembre que decía:
“Según fuimos informados, algunos espléndidos con su conciencia y enfermos de avaricia, no se avergüenzan de sacar por gusto los libros de las bibliotecas de algunos monasterios y casas de la orden de los Hermanos de San Francisco, y retener en sus manos para su uso, en peligro de sus almas y de las mismas bibliotecas, y no poca sospecha de los hermanos de la misma orden; nos, sobre esto, en la medida que interesa a nuestro oficio, deseoso de poner remedio oportuno, voluntariamente y nuestro conocimiento decidido, ordenamos por el tenor de la presente, a todas y cada una de las personas eclesiásticas seculares y regulares de cualquier estado, grado, orden o condición que sean, aun cuando brillen con la dignidad episcopal, no sustraer por hurto o de cualquier modo que presuman de las mencionadas bibliotecas o de algunas de ellas, algún libro o cuaderno, pues nos queremos sujetar a cualquiera de los sustrayentes a la sentencia de excomunión, y determinamos que en el acto, nadie, fuera del romano pontífice, pueda recibir la absolución, sino solamente en la hora de la muerte.”


Las bibliotecas exhibían copia de esta carta en lugar visible para que los amigos de lo ajeno se lo pensaran dos veces antes de echar mano del manuscrito de turno, sopesando bien los riesgos del fuego eterno a los que se exponían.

Hoy día no se excomulga, pero se condena, como al millonario de origen iraní que ha sido condenado a dos años de cárcel por robar páginas de libros antiguos de dos de las más prestigiosas bibliotecas públicas del mundo: la Biblioteca Británica, de Londres, y la Bodleian, de Oxford.
Farhad Hakimzadeh, de 60 años, empresario y hombre de negocios con pasaporte estadounidense, que estudió en la Universidad de Harvard y estuvo al frente de la Heritage Foundation, fue condenado el 16 de enero por un tribunal londinense por la "mutilación intencional" y sustracción de páginas de numerosos libros.
Autor él mismo de varias obras sobre los viajeros europeos por Mesopotamia, Persia y el imperio mogol en los siglos XVI y XVII y propietario de una valiosísima colección de libros de viaje, Hakimzadeh se valía de un escalpelo para cortar y luego llevarse a su casa de Londres las páginas que le interesaban.

La Universidad de Salamanca pone en internet sus libros históricos

La Universidad de Salamanca ha puesto en internet su Biblioteca Histórica, integrada por más de 50.000 volúmenes anteriores a 1830, gracias a lo cual los usuarios de la red podrán acceder a las fichas de estos ejemplares únicos que la institución académica atesora en sus instalaciones.
El proyecto se conoce como "Ex libris" y representa una forma de conocer la vida de los libros: procedencia, dueño y posibles lectores que tuvieron en su momento histórico. Todo ello se podrá consultar a través de la página web http://brumario.usal.es.
De esta manera investigadores y usuarios en general tendrán a mano una herramienta que representa una vía más para conocer la historia de España y localizar obras únicas que atesora la institución docente e investigadora.
La directora de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca, Margarita Becedas, describe cuáles serán las utilidades del proyecto 'Ex Libris': "conocer la historia de nuestra Biblioteca y saber la intrahistoria del propio libro". Es más, tiene claro que si la mayoría de estos centros históricos de España (12 Universidades españolas) se unieran se podría conocer el origen de muchos libros, incluso la historia de los Jesuitas, de colegios mayores o de la Desamortización.
Entre los títulos más antiguos aparecen obras de François Regnault (1516), Gregor Reisch (1517), Melchiorre Sessa (1533) o Johannes Steelsius (1536).

(12 de enero)
La Universidad de Zaragoza digitalizará toda su producción científica para difundirla “en abierto” a través de la red
La Universidad de Zaragoza acaba de crear Zaguán, un almacén digital para preservar su producción científica y difundirla en software libre a través de la red. Unos 2.000 documentos ya forman parte de este repositorio. La idea es digitalizar las tesis, las publicaciones de los investigadores y todo el Fondo Antiguo de la biblioteca.
Zaguán cumple los requisitos y protocolos de la Unión Europea para que las fichas y enlaces relativos a este fondo digital puedan viajar por la red, junto a los procedentes de otras universidades, mediante portales o recolectores temáticos europeos. Para ello, este almacén ha adoptado un sistema libre, potente y rápido, diseñado por el Centro Europeo de la Investigación Nuclear (CERN), que permite un acceso libre e inmediato al documento digital.


Fotografías de grandes bibliotecas del mundo

STIFTSBIBLIOTHEK ST. GALLEN

La imagen superior la he extraído de una recopilación de fotografías de grandes bibliotecas del mundo. Merece la pena verlas, las encontrarás aquí.

2 comentarios:

Zeberio Zato dijo...

Qué grande el aviso.

Ahora robar un libro es más difícil: antes la gente tiene que ir a cogerlo a la biblioteca. Como tienen tantos libros en casa sin leer, esperan a haberlos leído. Y como no los leen y en navidades les caerán otros dos o tres, la fila se hace eterna.

Ahora el mensaje que se debería poner en una biblioteca sería:

"Por favor, coge un libro, y luego si puedes nos lo devuelves. Si te lo quedas, por lo menos que sea para leerlo."

Soy un poco escéptico con el nivel lector que tenemos. Ya ves.

Miguel Bergan dijo...

Poseo copia Manuscrito de los monjes franciscanos de 1568.replica totalmente realizado a mano con cuidadosos detalles envejecido con sumo cuidado simbolos ocultos. autor Bergantiño.
medidas 47x 38.cm.
175€ negociables tlf 610 622 086. Bergantino@live.com