18 feb. 2009

Residencia Hospital Virgen del Camino, Pamplona, o la poca atención hacia los detalles



Imágenes del Jueves 12 de febrero sobre las 10:15 h. en el pasillo de atención infantil de urgencias de la Residencia Virgen del Camino en Pamplona (Navarra).

Andaba el pasado día 12 esperando en el citado pasillo a mi mujer a que saliera de una consulta, cuando sonó un ruido a mi derecha.
La pareja que estaba a mi lado y yo nos volvimos hacia el origen del ruido. Fue cuando vimos a una trabajadora vestida de verde (no es la de la foto superior) que acababa de rozar/golpear las cajas que estaban acumuladas en el pasillo y había provocado que algunas cayeran.

Creo que lo lógico hubiera sido pararse un momento y volver a colocarlas en su sitio. Pero no. Siguió su camino como si tal cosa y las cajas allí se quedaron, en medio del pasillo.

A los pocos segundos, otra compañera seguía su misma dirección (la que aparece en la foto), pero debía de tener mucha prisa, porque sorteó las cajas y allí siguieron. Otra compañera, la de blanco, aunque vió la jugada tampoco hizo nada.
Es el pasillo que lleva a las consultas de urgencias de infantil, por lo que no es raro ver silletas o embarazadas por allí.

La pareja que tenía al lado no salía de su asombro. Él le dijo: "¿has visto?". Ella le contestó: "Qué pasada... nada, nada, yo no he visto nada".
Pues yo sí. Yo lo ví, conecté el móvil y me acerqué a sacar estas dos fotos. Luego me agaché y las dejé junto al resto.

En un principio, yo tampoco me lo creía, pero luego me dí cuenta de que estaba en un edificio público, donde trabajan funcionarios y supuse que allí todo debería de seguir un proceso. Uno de esos en los que la trabajadora que tiró las cajas al suelo avisaría a su superiora, la cual daría parte a la sección de limpieza, sección que rellenaría un parte para que cuando hubiera alguien libre se pasara a recoger las cajas que entorpecían el paso.
Debe de ser así, porque si no, no entiendo como tres trabajadoras que ven eso no se agachan y las recogen. No me entra en la cabeza.

Espero que cuando deban de atender a los/as pacientes (me refiero a pacientes/enfermos, no pacientes de "paciencia" por tener que esperar allí durante bastante rato), decía, que cuando atiendan a los pacientes lo harán con mayor mimo.
Por cierto, mi mujer salió encantada con la enfermera y el médico que le atendieron. Al césar lo que es del césar.

No hay comentarios: