15 ene. 2008

Los biocombustibles contaminan mucho más de lo esperado


Parece ser que los beneficios que aportan los biocombustibles no son tantos como se pregona. No negaré que los hay, pero también hay problemas que resolver.
La Comisión Europea establecerá requisitos "muy estrictos" en la producción de biocarburantes para evitar cualquier impacto medioambiental o social negativo. Los biocombustibles son de origen biológico y pueden sustituir a los combustibles fósiles como el petróleo o el carbón, sin embargo, también plantean problemas.
El uso de biocarburantes hace que suba el precio de los alimentos y destruye ecosistemas
Aunque los Veintisiete se comprometieron en marzo de 2007 a aumentar hasta el 10% el uso de biocarburantes en el transporte para 2020, desde entonces se han multiplicado las voces que critican que esta política está contribuyendo al aumento de los precios de los alimentos y a la destrucción de ecosistemas valiosos.
"La norma que vamos a adoptar incluirá criterios medioambientales muy estrictos que deben cumplirse para que los biocarburantes puedan usarse en el mercado europeo", señaló este lunes el portavoz de Energía del Ejecutivo comunitario, Ferran Tarradellas. Entre los criterios citó que no se podrá dañar los bosques para la producción de este tipo de combustibles. El resto de requisitos se conocerán el próximo 23 de enero, cuando la Comisión presentará sus propuestas legislativas sobre energías renovables.
Los problemas que causan son más grandes de lo que pensábamos
"Hemos visto que los problemas medioambientales causados por los biocarburantes y también los problemas sociales son más grandes de lo que pensábamos, así que tenemos que avanzar con mucho cuidado", dijo este lunes el comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, en una entrevista con la BBC.
Aseguró que la UE introducirá un sistema de certificados para este tipo de combustibles y prometió medidas drásticas para el biodiesel de aceite de palma, que está provocando problemas medioambientales en Indonesia.
A su juicio, es vital que la normativa comunitaria evite la pérdida de biodiversidad, que describió como el otro gran problema al que se enfrenta el planeta, al lado del cambio climático.

No hay comentarios: