15 nov. 2010

Trabajo a cambio de votos. Hoy, elecciones sindicales: tú vótame y yo me muevo para que te hagan fija



¿Tú quieres seguir trabajando?, pues entonces vótame para delegada sindical y te muevo el contrato para que te hagan fija.


Así de claro, olé sus ovarios, se lo ha planteado una reelegible delegada sindical a una amiga mía esta mañana.

Mi amiga es eventual y quiere el trabajo, de modo que votará a quien sea necesario si de esa manera tiene una posibilidad de asegurarse el trabajo.
El trueque sigue funcionando.

Sabía que en política es práctica habitual, pero ignoraba que los sindicatos también usaran estas artimañas para mantener sus delegados en las empresas.

En breve, liberada sindical seguirá con su estresada vida y mi amiga puede que consiga un contrato fijo.

Lo que solía decirle a un amigo, ahora me lo tengo que aplicar:
Bubu, ¡bienvenido al mundo real!

No hay comentarios: