5 nov. 2009

Productos químicos y la baja fertilidad masculina


El gobierno de Dinamarca desveló investigaciones oficiales que muestran que los niños de dos años corren riesgos importantes derivados de la apabullante colección de químicos que afectan a su desarrollo sexual y de género y que están incluidos en los artículos que emplean cada día, ropas, botas, ropa de cama, pañales, lociones para el sol y cremas hidratantes. El informe de 326 páginas publicado por la agencia de protección de medio ambiente, es la última pieza de un rompecabezas cada vez más alarmante.

El número de espermatozoides está cayendo tan rápidamente que los hombres jóvenes son menos fértiles que sus padres y producen sólo una tercera parte de esperma, como mucho. Los químicos con impacto sobre las hormonas sexuales son señalados cada vez con más claridad en el misterio de los llamados “niños perdidos”: niños que deberían haber nacido como varones (por motivos estadísticos) pero que han nacido como niñas.

El gobierno danés trataba de descubrir cuánta contaminación con impacto sobre las hormonas sexuales recibián diariamente los niños de dos años. El estudio demostraba el hecho de que un niño podría estar en riesgo crítico desde unas simples exposiciones hasta recibir altos niveles de estas sustancias, por medio de contacto con cosas como nos zapatos de goma y estaría en riesgo por la cantidad de sustancias químicos que absorve de multitud de fuentes como alimentos hasta cremas solares.

Los resultados son consistentes con estudios anteriores que mostraban que los niños británicos tienen niveles de químicos en sangre más elevados y que afectan a su género que sus padres y abuelos.

Noticia en castellano.

La noticia en inglés (Telegraph ).

No hay comentarios: