1 nov. 2009

El poder de la parra, instinto de supervivencia


Junto a mi casa hay una parra que se ha ganado a pulso el derecho a vivir.
Al poco de llegar a nuestra nueva casa, corté la parra que recorría toda la fachada.
Más tarde, la vecina echó sal en la planta cortada. No sirvió de nada.
Luego creo que fue Volvone, pero tampoco sirvió de nada.
Debe de tener las raíces bien profundas y bebiendo del viejo pozo que antes debía de estar enfrente.
Desde luego, tiene mérito la planta.

No hay comentarios: