18 dic. 2007

Primates e inteligencia




Ejemplar hembra de macaco, como la del experimento (Foto: Science)

Los monos y los seres humanos usamos los mismos mecanismos para sumar
RAFAEL BARQUÍN
MADRID.- Una reciente investigación prueba que los monos no sólo saben contar, sino que tienen una capacidad elemental para sumar con bastante aproximación los elementos de dos conjuntos distintos. Esta capacidad 'no-verbal' no es muy diferente de la que poseen los seres humanos, lo que sugiere que se desarrolló en una etapa temprana del desarrollo evolutivo común de las dos especies.

Estamos tan acostumbrados a sumar cosas que no nos damos cuenta de que, en realidad, no sumamos; sólo hacemos un ejercicio verbal. Cuando decimos "dos más dos son cuatro" no pensamos en un conjunto de dos elementos -dos plátanos- junto a otro conjunto de dos plátanos formando un conjunto más amplio de cuatro plátanos. Simplemente, sabemos que dos más dos son cuatro.

Los monos no hablan y, por tanto, no 'saben' que "dos más dos son cuatro". Pero eso no significa que no tengan capacidad para sumar visualmente conjuntos de elementos. Dos profesoras de la Duke University, en Durhan, Carolina del Norte (Estados Unidos), Jessica F. Cantlon y Elizabeth M. Brannon, han estudiado su capacidad para agregar elementos de distintos conjuntos.

El experimento al que han sometido a los monos -en concreto, macacos- para medir esa 'capacidad aritmética no-verbal' ha consistido en mostrar breve y sucesivamente tres imágenes en una pantalla táctil. Las dos primeras recogen un cierto número de elementos; por ejemplo, dos y tres puntos luminosos. En la última imagen se ofrecen dos soluciones: en un lado de la pantalla hay cinco puntos; y en el otro digamos que tres. Si el mono toca el lado de la pantalla donde están los cinco elementos recibe un premio.

Este mismo experimento también se realizó con estudiantes universitarios. Como era de esperar, la exactitud de las respuestas de las personas fue mayor que la de los monos. Pero no se trata de diferencias abrumadoras. Mientras que los estudiantes lograban un 94% de respuestas correctas, los monos alcanzaban el 76%.

Pero aún más significativo es el hecho de que, tal y como se señala en el artículo, los monos parecen tener pautas de cálculo "marcadamente parecidas" a las de los estudiantes. Las implicaciones de este hallazgo son importantes. Las autoras creen que la capacidad para sumar elementos constituye parte del "conjunto de habilidades numéricas que tienen un origen evolutivo común en todos los primates, incluidos los seres humanos".

No hay comentarios: